Enfermedad del Sueño

Coordinador: Miguel Ángel Navarro Carretero IPBLN-D

e sueno

Subprograma: Diagnóstico, Seguimiento y Control de la Enfermedad del Sueño

Coordinador: Agustín Benito LLanes.  ISCIII-A

La tripanosomiasis humana africana (THA) es una de las mayores parasitosis humanas reemergente, con una incidencia cada vez mayor en muchas regiones del África Subsahariana. Tanto en el diagnóstico como en el tratamiento la THA es un claro ejemplo de enfermedad olvidada ya que el test serológico disponible es poco específico y los fármacos disponibles muy tóxicos.

La enfermedad, causada por protozoos tripanosomátidos y transmitida por la mosca tse tse (gen. Glossina) presenta dos formas: Tripanosoma Brucei Gambiense y T.B. Rhodesiense. La primera enfermedad causa entre 300.000 y 500.000 infecciones anuales, principalmente en la República Democrática del Congo, que cuenta con el mayor número de casos, seguido por Angola con alrededor de 100.000 casos.

T.B. Gambiense causa la enfermedad del sueño en su forma crónica, como forma lenta y progresiva de la enfermedad. Sin tratamiento médico, esta enfermedad es mortal y el desarrollo de una vacuna eficaz está obstaculizado por la variación antigénica de la glicoproteína de la cubierta del parásito (VSG). Debido tanto a la diferente sintomatología y sensibilidad a los fármacos entre T.b. Rhodesiense y Gambiense, junto con que los fármacos disponibles son eficaces sólo en algunas etapas de la enfermedad, un diagnóstico rápido de la THA es esencial. El hombre es el reservorio de la enfermedad y su tratamiento interrumpe la transmisión de la misma configurándose como la única manera de controlar la infección. El test de aglutinación en tarjeta (CATT), es hoy por hoy el único método disponible para el diagnóstico serológico de la THA, ya que la visualización del parásito en la sangre, el fluido linfático o el fluido cerebroespinal por microscopía sólo detecta entre el 30% y el 70% de los casos. Además, debido a las altas tasas de tripanosomáticos animales, que  podrían estar circulando entre estos reservorios y los humanos, cuyas VSGs poseen regiones de cruzamiento antigénico, hacen que sea necesario el desarrollo de nuevas técnicas de diagnóstico aplicables al terreno.

Uno de los problemas que estamos detectando de la utilización del CATT como prueba diagnóstica en Guinea Ecuatorial es la alta proporción de individuos serológicamente positivos; según este método serologías 1/8 o superior serían positivos. Este hecho genera grandes dudas ya que, supuestamente, estos individuos deberían ser tratados con lo que conlleva un alto grado de agresividad con el tratamiento existente. Además, en estudios sometidos a la prensa por nuestro grupo hemos establecido una hipótesis al ver en un estudio de reservorios una proporción muy alta de tripanosomátidos (T. vivax, T.congolense) circulantes en reservorios animales que podrían estar dando resultados serológicos cruzados con T. b.gambiense. Finalmente, el dianóstico por PCR para detectar el parásito en muestras humanas permitirá confirmar el resultado de diagnóstico expresado por la técnica de aglutinación.

Objetivo:

Desarrollar técnicas sensibles y específicas para el diagnóstico de la THA

Subprograma: Terapéutica de la Enfermedad del Sueño

Coordinador: Miguel Ángel Navarro Carretero IPBLN-D

Los fármacos existentes para combatir la THA fueron identificados en la primera mitad del siglo XX y todos muestran una gran toxicidad por lo que existe una necesidad evidente de desarrollar nuevos fármacos. Además, los fármacos disponibles varían su efectividad dependiendo de tanto la especie como de la fase de la enfermedad. La enfermedad presenta distintas etapas; las fases iniciales de latencia, e invasión del sistema vascular, y finalmente el periodo de invasión del sistema nervioso central y coma cerebral.

La Pentamidina, aunque presenta una toxicidad media, no es eficaz frente a T. B. Rhodesiense y, cuando no se puede confirmar la especie, se tiende a utilizar la Suramina que es mucho más toxica. Sin embargo, ninguno de estos fármacos es eficaz en las etapas tardías de la enfermedad cuando el parásito invade el Sistema Nervioso Central (SNC), dado que son fármacos impermeables a la barrera hematoencefálica. En esta etapa de la enfermedad, únicamente se dispone del Melarsoprol que es el más tóxico de todos y llega a producir daños irreversibles del SNC en el 10% de los enfermos tratados.

Esto hace que la investigación en nuevas dianas terapéuticas sea indispensable para solucionar esta grave situación.

 
Logo Unión Europea Logo españa  Logo ministerio  Instituto salud Carlos III logo retics
FONDO EUROPEO DE DESARROLLO REGIONAL
"Una manera de hacer Europa"
web realizada por xamedia 2008
W3C xhtml Ok | W3C CSS Ok