El dengue en España

aedes mapa

Los grupos de la RICET de la Unidad de Medicina Tropical del Hospital Virgen de la Arrixaca en Murcia y la Unidad de Arbovirus y Enfermedades Víricas Importada del Centro Nacional de Microbiología, han confirmado los tres primeros casos autóctonos de infección por virus dengue en España. Se trata de tres adultos residentes en España que no habían viajado a zonas con transmisión conocida del virus, antes de iniciar síntomas.

Transmisión

El dengue es una enfermedad  transmitida por la picadura de mosquitos infectados, principalmnete el Aedes aegypti, aunque en España, el vector competente en la transmisión del dengue es el Aedes albopictus (mosquito tigre), presente en nuestro país, especialmente en la cuenca mediterránea.

Sintomatología

Se trata de una enfermedad vírica que generalmente desarrolla una clínica leve que se acompaña de fiebre, dolor de cabeza muy intenso, dolor detrás de los globos oculares, dolores musculares y sarpullido. Los síntomas se presentan al cabo de 4 a 10 días después de la picadura de un mosquito infectado y duran entre 2 y 7 días. En ocasiones, la enfermedad evoluciona hasta convertirse en dengue grave (hemorrágico) que puede llegar a ser letal en los grupos de población más  vulnerables.

Tratamiento

No hay tratamiento específico del dengue, ni del dengue grave, pero la detección oportuna y el acceso a la asistencia médica adecuada disminuyen las tasas de mortalidad por debajo del 1%.

Su presencia en el mundo

El aumento experimentado en las últimas décadas de la incidencia del dengue en el mundo, ha convertido a la infección en una amenaza global. Se estima que anualmente hay entre 50-100 millones de casos.

Hasta 1970 solo 9 países habrían sufrido epidemias de dengue grave, en la actualizad la enfermedad es endémica en más de 100 países, siendo las  regiones más afectadas son las Américas, Asia sudoriental y el Pacifico Occidental. En 2015 se registraron en estas regiones más de 3,2 millones de casos. 

Tras 55 años de ausencia el dengue autóctono en la región Europea, la aparición de casos en Francia y Croacia en 2010, en Portugal (Madeira) en 2012 y ahora en España, nos indica que debemos estar preparados para la prevención y el control de nuevos brotes.

Prevención y control

El mosquito Aedes albopictus  puede picar a cualquier hora del día. Los criaderos de estos mosquitos suelen ser pequeñas manchas de agua tanto naturales: huecos en árboles o grietas de rocas, como artificiales: jarras, floreros, ceniceros, platos de macetas o sumideros de fuentes, normalmente relacionadas con espacios abiertos con vegetación.

La prevención contra el dengue necesita de un sistema de vigilancia integrado y sostenible para controlar el vector, como el PICAT liderado por un grupo de la RICET, y requiere de la participación activa de la población en la eliminación de criaderos. Además de la vigilancia y el tratamiento de las aguas estancadas y la introducción de predadores por parte de las autoridades sanitarias pertinentes, la población debe vaciar periódicamente el agua de macetas, latas o cualquier otro recipiente casero que pueda acumular el agua que necesitan las larvas de estos mosquitos para crecer.

En los últimos años, el aumento de casos importados de dengue en España por viajeros infectados en zona endémica, hace que esta enfermedad sea bien conocida por nuestros profesionales sanitarios especializados, además, las investigaciones realizadas hasta ahora por los grupos de la RICET, serán de gran interés en el control del dengue en nuestro país, así como de otros virus con similares características ecológicas, clínicas y epidemiológicas, como el Zika y el Chikungunya.